7/10/17

No a la Gaga, Sí a la vita, Sí al amore


Vistas del mar y la montaña desde la ermita de la Trinitat en ValldemossaY una vez más... (redoble de tambor)... ¡Otro concierto cancelado! ¿Esta vez? Lady Gaga, en Barcelona, pero ya nos habíamos mentalizado semanas antes ya que la artista había difundido por redes sociales que padecía de fibromialgia y había cancelado su concierto en Río de Janeiro. El año pasado por las mismas fechas, los mismos amigos que íbamos a ver a Lady Gaga, habíamos estado ya en Barcelona de viaje durante unos días (link del post) por esta razón decidimos ir lo mínimo y necesario a Barcelona, el concierto y poco más. Pero... ya que estábamos en Barcelona ¿por qué no ir a Mallorca unos días? Y así es como empezó el viaje en el que más vuelos he cogido, tres... ¡ya ves tu!

Catedral presente en el TibidaboDurante las dos noches que nos quedamos en Barcelona fuimos a alojarnos en el peor albergue de la ciudad: MyBedBcn (-10 recomendado). Además tuvimos la mala suerte de compartir área con seis o siete culturistas que habían venido a competir a la ciudad. Fue insufrible compartir una cocina enana con unos hombres tan grandes, compartir baño, en el cual dejaban sus rodillos para pintarse el cuerpo y que terminaban pintando nuestras toallas, pero sin duda lo más anecdótico fue cuando uno nos preguntó si nosotros habíamos venido a ver la competición... no se que pinta nos vería, pero tenemos pinta de todo menos de dedicarle tiempo a nuestro cuerpo (o por lo menos a ese nivel). 

Plaza de España de Barcelona llena de catalanes manifestándoseEn Barcelona no nos dio tiempo a mucho, dimos muchos paseos, visitamos el museo Picasso y vimos las vistas desde el Tibidabo, todo esto acompañados de María (un abrazo). El año anterior descubrimos la hamburguesería "Oval", donde he probado la mejor hamburguesa vegana, e hicimos lo posible para repetir la visita. Tuvimos el placer de conocer a dos chicos vascos con los que pasamos una noche de cháchara en un pub, todos conectamos muy bien, de hecho teníamos mucho en común, de hecho ellos también venían para el concierto. Respecto al tema independencia, vivimos bastante el ambiente en la calle, donde vimos gente de toda clase, edad, procedencia... el momento cacerolada a las diez de la noche fue algo impactante, estuvimos acompañados durante 20 minutos de un paseo lleno de ruido producido por gente desde la terraza de sus casas.

Calle de Valldemossa con montañas de fondoTras dos días en Barcelona, nos esperaba un vuelo rápido hacia Palma de Mallorca. Una vez allí, la hermana de Dany, Cris nos recogía y acompañaba durante una semana en la que nos íbamos a recorrer Mallorca de punta a punta, mil gracias a Cris y Ángel por la acogida y ser nuestros choferes.
Nada más llegar nos metimos en los coches y visitamos la sierra de Tramuntana, visitamos Valldemossa, un pueblo famoso por las cocas de patata, por ser una ciudad donde vivió Chopín un invierno y por tener unas calles tan bonitas y pintorescas. Tras esto fuimos a almorzar a una ermita con unas vistas impresionante y continuamos nuestro viaje en coche hasta Sa Calobra, una de las calas más chulas que he visto nunca. Durante toda mi estancia en esta isla habré visto 600 ciclistas por la carretera, subiendo y bajando carreteras que cortan la respiración incluso en coche. 

Vistas de la cala de Sa Calobra desde una ventana en una cuevaEl segundo día lo dedicamos a visitar Portocolom, aunque más bien sus calas, donde tuve la oportunidad de nadar entre peces, pude ver una de las anguilas de la sirenita incluso. Fuimos a una zona rocosa desde la cual te podías tirar al mar, algunos valientes se tiraron de un sitio u otro, yo como no, del más arriesgado incluso con alerta por medusas (vimos algunas). 



Catedral de Palma de Mallorca desde el interior y con la iluminación de la vidriera principalEl resto de día lo dedicamos a visitar la capital, Palma. Hicimos un Free Tour bastante enriquecedor, en el que nos contaron un poco la historia de la isla y algunas curiosidades culturales o arquitectónicas. Subimos al Castillo de Bellver, de los pocos castillos redondos de España. Es una visita barata y recomendable, además ofrece la posibilidad de hacer fotografías chulas. Otro imprescindible de Palma es la Catedral, donde podemos encontrar obras de Gaudí y Miquel Barceló; además de contemplar el juego de luces que dan las vidrieras de la catedral. 

Respecto a la gastronomía, a parte de la coca de patata, probé la ensaimada (horas más tarde descubrí que está hecha con manteca de cerdo...), la mayoría de días comíamos en casa o fuera del apartamento pero barato, un ejemplo de esto fue la "ruta martiana" donde en muchos locales te ponían el pincho con la caña por 2'5€. 

Como siempre con este tipo de viaje con amigos, me quedo con los ratitos nuestros, esos en los cuales te ríes y no puedes parar, o te enfadas por culpa del desgaste de tantos días juntos, te quejas por lo malo que es el colchón y te sientes comprendida, compartes sentimientos y emociones pero a la vez encuentras tus momentos de calma y reflexión. Y sobre todo, se posturea mucho.


Retrato de gente desde el mirador del Tibidabo en Barcelona